Img lsaura 20180419 092529 imagenes lv terceros hyperlooptt tube 2 preview kuhh u4427238257312dd 992x558 lavanguardia web

Hyperloop, la revolución del transporte y la movilidad, ya está aquí

 Los primeros túneles del Hyperloop empiezan a hacerse realidad y se comienza a hablar de una revolución de la movilidad y el transporte de pasajeros. Así lo afirma Elon Musk, el CEO de Tesla. De hecho, con su compañía The Boring Company, ha recibido los permisos para hacer un túnel subterráneo de 16,5 kilómetros en la ciudad de Baltimore. 

Hyperloop Transportation Technologies se ha dedicado a diseñar unos sistemas de unión entre ciudades que funcionan a gran velocidad (superando los 1.200 km/h) y de forma subterránea. Poder recorrer 4000 kilómetros en menos de cuatro horas es algo impensable, lo que más se acerca es el transporte aéreo y se queda corto. 

Ahora, Hyperloop da un nuevo paso para hacer realidad este ambicioso proyecto. La semana pasada recibió el primer set de piezas para hacer posible esta innovación en el centro de investigación que tiene la empresa en Toulouse (Francia). Las piezas tienen un diámetro interior de 4 metros, y componen así un tubo que será capaz de trasladar las cápsulas que Hyperloop ha creado para transportar tanto a pasajeros como cantidades generosas de carga. 
Por lo tanto, Hyperloop no se dedicará sólo al transporte de pasajeros. También permitirá incrementar y acelerar el tráfico de mercancías, lo que puede ser muy beneficioso para el comercio exterior entre países comunitarios y no comunitarios. 

“Hace cinco años nos propusimos resolver los problemas de transporte más importantes: eficiencia, confort y rapidez. Hoy damos un paso adelante para alcanzar este objetivo”, ha afirmado Dirk Ahlborn, CEO de la compañía. 

El año pasado ya se probó durante el mes de Mayo en Las Vegas con un prototipo que llegó a alcanzar los cien kilómetros por hora, algo que se queda muy lejos de la idea que tiene la compañía pero que, sin duda, es un paso adelante para empezar a construir algo que puede cambiar la forma en la que vemos el mundo. 

Sin embargo, siempre queda analizar si este medio de transporte estará al alcance de todos o si, por el contrario, el precio será tan elevado que sólo unos pocos podrán disfrutar de él. 
En el caso de que se normalice con el paso de los años, podríamos llegar a verlo como sustituto del AVE, pero en un principio y dada la infraestructura y la envergadura que tiene el proyecto, parece ser que los billetes tendrán un precio muy alto. Esperamos equivocarnos y que, a la mayor brevedad posible, se haga pública más información de este ambicioso proyecto. 

0 comentarios