Embarque aena

La automatización llega a los aeropuertos

La automatización de las tareas en diversos empleos ya es una realidad. Las máquinas han venido para sustituir las labores de los humanos en algunas tareas donde se pretende ahorrar costes, no donde se busca una diferenciación del producto para aportar valor. 

Así pues, AENA se ha puesto manos a la obra para intentar automatizar los trámites para facturar el equipaje, el llamado sistema de 'self bag-drop'. Para más inri, según un informe de SITA, proveedor de tecnología para el sector aeronáutico, “más de la mitad de los pasajeros prefiere resolver asuntos de sus viajes a través de la tecnología a recibir la ayuda de una persona”. 

Todos conocemos el objetivo: agilizar esos trámites tan pesados que se tienen que cumplir en los aeropuertos cuando nos disponemos a viajar. Algunos incluso han pasado a formar parte de lo habitual, como, por ejemplo, realizar la facturación de manera online y no pasar por ventanilla (Cosa que no es posible siempre, pero que en un futuro, con la instauración del sistema anteriormente comentado, será posible). En este aspecto, según el informe ‘Las perspectivas de la industria del transporte aéreo’ de SITA “el 91% de los usuarios que realizan el check-in online, si tuviesen que cambiar de método, elegirían otra tecnología frente a la facturación frente a frente”. 

Este tipo de tecnologías “mejoran”, entre otras cosas, “la percepción del pasajero al ahorrar tiempo y ganar en libertad y autonomía” y es que, según el informe de SITA, los pasajeros valoran positivamente tener “control” sobre su viaje. Sin embargo, también tiene su punto negativo (Como en el caso de la automatización de procesos en otros sectores): La destrucción de determinados empleos en contraposición a la creación de otros que se encarguen de mantener esas máquinas. 

Además, esto lo podemos apreciar en otras áreas dentro de los aeropuertos, nos referimos a los sistemas de seguridad. En este sentido, los dos principales aeropuertos operados por AENA, el de El Prat en Barcelona y el de Adolfo Suárez Madrid Barajas, en Madrid, cuentan con el ‘Automatic Border System’. Este equipo permite realizar “una verificación documental junto con una comprobación biométrica facial y/o dactilar a las personas mayores de 18 años que posean un DNI o un Pasaporte electrónico y sean residentes en un país dentro del espacio Schengen”. 

No sabemos dónde nos llevará una excesiva automatización de los procesos, pero el hecho de querer diferenciarse y ofrecer un mejor servicio, más rápido y sin errores, parece que va de la mano de la tecnología y del desarrollo de nuevos procesos automatizados. 

0 comentarios