15695960771083

La quiebra de Thomas Cook y su efecto en España

La cámara de los comunes ha empezado a investigar las prácticas contables de los auditores de Thomas Cook tras la noticia que azotó al sector turístico del Reino Unido, cuando el gigante del turismo se declaró en quiebra, algo que afectó a miles de clientes, tanto particulares como pequeñas y medianas empresas.

La presidenta del Comité de Negocios, Energía y Estrategia Industrial (BEIS), Raquel Reeves, ha declarado que:

En medio de la frustración de los clientes y de la tristeza del personal que ha perdido sus puestos de trabajo, el colapso de Thomas Cook ha revelado lo que puede ser una lamentable historia de avaricia corporativa, planteando serias dudas sobre las acciones de los ejecutivos y cómo han administrado la empresa. Esta última quiebra ha mostrado el uso de métodos contables agresivos para hacer frente a las pagas extraordinarias de los ejecutivos de la compañía y también muestra la aparente incapacidad de los auditores y reguladores para frenar estas prácticas en el mayor interés de los accionistas, inversores y el público. 

Sin embargo, en el mundo globalizado en el que vivimos, el efecto de la quiebra de Thomas Cook no se ha visto reducido únicamente al Reino Unido sino que España también ha sido afectada, sobretodo en las islas.

Gran parte del turismo británico suele elegir las Islas Baleares y Canarias como destino para sus vacaciones y esto ya se ha hecho notar en aquellas zonas. El impacto económico del touroperador en las islas es incalculable y más aun el daño que ha causado en la industria turística, que supone un tercio de la economía balear
La vanguardia indica que, en 2018, el touroperador británico llevó 1,2 millones de turistas a las baleares, cuando el total recibido fue de 16, lo que significa casi un 10% del turismo. La Federació Empresarial Hotelera de Mallorca cifra en 100 millones la deuda que Thomas Cook ha dejado en los hoteles de la isla.


0 comentarios